Musiqueando en Navidad

Nos encanta interpretar villancicos en el aula de música. Nos ayuda a aprender y a crear. La música es poderosa, tiene la capacidad de cambiar estados de ánimo, regulando nuestras emociones. ¿Los efectos? Verdaderamente sorprendentes.
¡Nos sentimos taaaaan bien cuando sacamos nuestro lado artístico tocando un instrumento musical!